(26 Sept. 2019 – ESO/CA) Utilizando un misterio cósmico para sondear otro misterio, los astrónomos analizaron una ráfaga rápida de radio para estudiar el gas difuso del halo de una galaxia masiva [1]. En noviembre de 2018, el radiotelescopio ASKAP (Australian Square Kilometre Array Pathfinder) captó una ráfaga rápida de radio llamada FRB 181112 (Fast Radio Burst). Las observaciones de seguimiento llevadas a cabo con el Very Large Telescope (VLT) de ESO, ubicado en Chile, y otros telescopios revelaron que los pulsos de radio, en su camino hacia la Tierra, atravesaron el halo de una galaxia masiva. Este hallazgo permitió a los astrónomos analizar la señal de radio en busca de pistas sobre la naturaleza del gas del halo de esa galaxia.

Imagen: La señal de FRB 181112 estaba compuesta por unos pocos pulsos, cada uno con una duración inferior a 40 microsegundos (10.000 veces más corto que el parpadeo de un ojo). La corta duración de los pulsos pone un límite superior a la densidad del gas del halo porque el paso a través de un medio más denso ampliaría la duración de la señal de radio. Crédito: ESO/M. Kornmesser (Haga click en la imagen para agrandar).

Ilustración de una ráfaga rápida de radio llegando a la Tierra luego de atravesar un halo galáctico.

LEA EL ARTÍCULO

Menú